30 AÑOS DE PROTECCIÓN

Hace tres décadas, en el Salón del Automóvil de Frankfurt, Mercedes-Benz presentó por primera vez el airbag de pasajero.

La introducción del airbag del acompañante fue, sin dudas, una innovación importante en términos de seguridad pasiva, tras el del conductor que se había presentado por primera vez en marzo de 1981. A partir de febrero 1988 Mercedes-Benz sumó el airbag del pasajero delantero en el Clase S y, desde el otoño de ese mismo año, en la serie 124, en el Clase E. Ya en 1994, se convirtió en una característica estándar en numerosos vehículos de la marca.

Los ingenieros alemanes descubrieron que podían acomodar un nuevo airbag en la guantera que serviría para aportar mayor seguridad y diferenciaría el vehículo de los de la competencia. Y así lo presentaron en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt en 1987. Esta innovación representó un significativo componente para complementar el alcance establecido de los sistemas de retención de Mercedes-Benz, el airbag del conductor y el tensor del cinturón.

Con el airbag adicional para el pasajero, la terminal de Stuttgart proporcionó una forma de protección de los ocupantes que en ese momento no era ofrecida por ningún otro fabricante en todo el mundo. El airbag del acompañante inicialmente debutó en los vehículos Clase S de la serie modelo 126. Estaban disponibles a pedido con la nueva opción de equipamiento en combinación con el airbag del conductor.

La generación de Mercedes-Benz Clase S, construida desde 1979 hasta 1992, finalmente se convirtió en el pionero de los airbags. El del conductor también fue ofrecido primero para la serie del modelo 126. Esta solución de seguridad pasiva fue presentada por Mercedes-Benz en 1981 en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. La marca de la estrella se convirtió, así, en el primer fabricante en el mundo en introducir el sistema de airbag -ya patentado en 1971- en la producción de vehículos en serie.

En enero de 1982, el sistema ya estaba disponible para todos los modelos de automóviles de pasajeros Mercedes-Benz. Y finalmente, en 1992, el airbag del conductor y el sistema ABS de frenado antibloqueo formaban parte del equipamiento estándar para los autos de pasajeros que tenían la estrella de tres puntas. Las innovaciones de Mercedes-Benz en seguridad pasiva demostraron ser un dispositivo de protección eficaz y, en agosto de 1994, se convirtió en parte de la especificación estándar de muchos vehículos de pasajeros la marca, junto con apoyacabezas en la parte trasera.

Desde el principio, Mercedes-Benz hizo hincapié en que el airbag del acompañante estaba allí para complementar el efecto protector del cinturón de seguridad de tres puntos, pero de ninguna manera podía considerarse como un sustituto de él.

La combinación de estos dos sistemas protectores trajo como consecuencia mejoras significativas en la seguridad pasiva, como lo demostraron los experimentos con maniquíes de prueba. El sistema combinado de cinturón de seguridad con tensor de correa y airbag del acompañante podía reducir el riesgo de lesiones en el pecho y la cabeza. Un tercio en comparación con el rendimiento del cinturón de seguridad con el tensor de la correa solo.

 

Compartilo, es simple...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Reply