5 ESTRELLAS PARA CHEVROLET TRACKER

El SUV compacto superó con éxito las pruebas del Latin NCAP que determinan el nivel de seguridad.

La Chevrolet Tracker obtuvo la máxima calificación en los ensayos del Latin NCAP, el organismo que evalúa el nivel de seguridad que ofrecen los vehículos que se comercializan en la región. El SUV compacto alcanzó el 91,07% en protección de adultos, 91.84% en ocupante infantil, 51,41% en protección a peatones y usuarios vulnerables de las vías y 83,18% en Asistencia a la Seguridad.

La unidad ensayada contaba con seis airbags (frontales, laterales delanteros y de cortina) y Control de Estabilidad como equipamiento standard. Se evaluó en impacto frontal, impacto lateral, impacto lateral de poste, latigazo cervical (whiplash), protección a peatones, Frenado Autónomo de Emergencia (AEB) de ciudad y alta velocidad, Asistentes a la Velocidad, Detección de Punto Ciego (BSD) y Control de Estabilidad (ESP).

Según el informe difundido por el Latin NCAP, la Tracker mostró una protección buena para cabeza y cuello del conductor y del acompañante, y adecuada para el pecho de ambos. Las rodillas recibieron protección marginal porque pueden impactar contra estructuras peligrosas detrás del tablero. A su vez, la zona del área de los pies y la estructura fue considerada como estable.

En relación a los ocupantes infantiles, se detectó que el sistema de retención infantil (SRI) fue capaz de prevenir la exposición de la cabeza y ofreció protección total en el impacto frontal y lateralAdemás, cumple con los requerimientos de Latin NCAP la señalización de advertencia de la bolsa de aire cuando se instala un SRI en el asiento delantero mirando hacia atrás.

 

ADVERTENCIA DE SEGURIDAD

Los ingenieros del Latin NCAP detectaron, luego de la prueba de impacto lateral de poste,  fuego en el lado no chocado del vehículo, más precisamente en el área del pretensionador del cinturón de seguridad. Además, encontraron dificultades para desconectar el cinturón de seguridad.

El organismo le notificó el problema a General Motors, que investigó la ocurrencia y “descubrió una no conformidad”. Luego emitió un llamado a revisión, en abril de 2022, para todos los mercados afectados. A pesar de ésto, Latin NCAP mostró su posición frente al desperfecto: El fabricante se debería enfocar en la causa del incidente, mientras que se enfoca en los efectos luego del mismo para brindar la solución correcta”.

Otro orgullo nacional

La Chevrolet Tracker se comenzó a fabricar en la planta de General Alvear, cerca de Rosario, en Santa Fe, tras una inversión de 300 millones de dólares. Desde allí se produce para abastecer al mercado local y exporta a Brasil y Colombia.

El modelo es el tercero que se produce en el país que obtiene la máxima calificación con el nuevo protocolo del Latin NCAP. Anteriormente lo había conseguido otros dos SUV de Volkswagen: Taos y Nivus. Los tres casos son una demostración del avance de la industria automotriz nacional en términos de tecnología.

 

 

 

 

 

 

 

Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.