CONSEJOS DE SEGURIDAD

Shell Helix brinda recomendaciones de seguridad para disfrutar sin riesgos del fin de semana largo.

Con la llegada de los feriados por Carnaval, muchos argentinos se tomarán unas mini vacaciones. En sintonía con esta realidad, la marca de lubricantes presenta algunos tips para emprender un viaje seguro en rutas.

Los chequeos y la puesta a punto del vehículo deben ser una prioridad antes de salir a la ruta en estas vacaciones. Por eso, Shell Helix presenta una lista de premisas básicas de seguridad para que los conductores emprendan un viaje de manera segura, ya sea de mediana o larga distancia.

CONSEJOS SHELL

  • Revisar los niveles de todos los fluidos del auto (aceite del motor, líquido del radiador, aceite de transmisión y líquido limpiaparabrisas). Es importante prestar especial atención al aceite, ya que es el encargado de mantener en movimiento las distintas partes del motor y de evitar la fricción entre ellas.
  • Preparar un kit de emergencias que debe tener insumos de primeros auxilios, pero además se sugiere que incluya cables de arranque para la batería, una linterna, pilas nuevas, herramientas básicas, cinta adhesiva, guantes, baliza.
  • Revisar que el matafuegos esté en condiciones y con carga.
  • Rociar la parrilla del radiador con una manguera cada vez que se lave el vehículo para remover cualquier resto y para que el aire circule sin obstáculos a través del sistema de aire acondicionado. Con el tiempo, la suciedad, los insectos, las hojas y otros desechos pueden acumularse en el frente del radiador del vehículo e interferir con el sistema de enfriamiento.
  • Chequear y verificar la presión y el desgaste de los neumáticos, incluida la rueda de auxilio. El exceso o la escasez de presión puede debilitar las llantas, causar desgaste irregular e impactar en el consumo de combustible. Para encontrar el equilibrio adecuado en la presión de los neumáticos, recurra al manual del auto. Se recomienda revisar que se haya hecho el service de alineación y balanceo.
  • Calcular el peso que cargará del auto y compararlo con el que se indica en el manual del vehículo para asegurarse de no llevar exceso ni forzar al motor a trabajar más duro y consumir más combustible.
  • Asegurarse de que las luces delanteras, traseras, de giro y de estacionamiento estén en óptimas condiciones. Reemplazar las luces que puedan estar quemadas. También chequear el buen funcionamiento de los limpiaparabrisas.
Compartilo, es simple...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Reply