LA VIDA ÚTIL DE LAS BATERÍAS

Analizamos cuánto duran estos componentes y cómo protegerlos para que no tengan un desgaste prematuro.

 

 

Las ventajas de los autos eléctricos van ganando creciente reconocimiento entre los conductores. Su popularidad y ventas aumentan día a día. Sus posibilidades de cuidado del medio ambiente y la reducción de costos de mantenimiento y combustible actualmente son muy valorados. Sin embargo, quedan aún algunas dudas.

Una de las preguntas más recurrentes en las agencias de venta y los talleres mecánicos refiere a la vida útil de las baterías ya que son unos de los componentes esenciales de los vehículos eléctricos, más caros de reemplazar y también difíciles de amortizar en caso de no hacer demasiados kilómetros.

Como la mayoría de los artefactos eléctricos la duración de las baterías depende del uso que se le dé. El tiempo de vida medio de una batería de un auto híbrido y eléctrico está en alrededor de los 3.000 ciclos de carga completos o aproximadamente los 8 años si se recarga diariamente. Lo que equivaldría a un mínimo de entre 150.000 o 200.000 kilómetros.

Factores de desgaste

Naturalmente, la calidad de los componentes con la que ha sido fabricada, como la repetición de los ciclos de carga y descarga afectan la vida útil de la batería, pero también hay otros factores que pueden reducir su duración y estos por lo general están relacionados con el estado general del sistema eléctrico del automóvil y el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración de la batería.

El calor y el exceso de temperatura afectan al funcionamiento y la duración de la batería, motivo por el cual, la mayoría de los autos híbridos y eléctricos tienen un sistema de refrigeración y control de la temperatura de la batería de alta tensión que garantiza una temperatura constante. Este sistema es monitoreado por la computadora del automóvil. La corriente continua y alto voltaje generan calor sobre la batería influyendo en acortar su vida útil.

Otro punto que afecta la vida de la batería es el uso sistemático de estaciones de carga rápida, que impactan en la durabilidad de este componente esencial para los vehículos propulsados con energías alternativas.

Recomendaciones para usuarios

Hay cosas que los propietarios de un auto eléctrico pueden hacer para colaborar en el aumento de la duración de la batería. El agotamiento regular de toda o la mayor parte de la carga con el tiempo reducen su capacidad más rápidamente.

Si bien se encuentra previsto que los sistemas de administración a bordo envían una alerta al conductor para informar el estado de carga de la batería y avisar cuando está por debajo de los niveles de carga aceptables, algunos fabricantes recomiendan impedir que la carga descienda rutinariamente por debajo del 25 %. Lo mismo sucede cuando las baterías se recargan con frecuencia al 100 % de su capacidad.

No hay que dejar de reconocer, sin embargo, que la capacidad de las baterías ha mejorado considerablemente en los últimos años. Y el avance de la tecnología seguramente vaya posibilitando innovaciones en línea a seguir aumentando la durabilidad de la batería. De todos modos, por muy cuidadas que estén las baterías, tienen fecha de vencimiento y en algún momento tendrán que ser sustituidas. Por suerte, en muchos casos tan solo hará falta cambiar una o varias celdas y no el conjunto completo; en este caso, el coste es muy inferior al de una sustitución completa.

Por Gustavo José Andrade

Director de Andrade Service

Especialista en diagnóstico y reparación.

Autor del libro automóviles híbridos y eléctricos.

www.automovileshibridosyelectricos.com.ar    

www.andradeservice.com.ar

 

 

Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.