EL GENERAL LEE

Nuestro #AutoFamoso es el Dodge Charger modelo 1969, gran protagonista de la serie Los Dukes de Hazzard.

Si hiciéramos una encuesta para armar un ranking de los 3 ó 5 autos más famosos del cine y la televisión, seguramente el General Lee de la serie Los Dukes de Hazzard ingresaría en la lista. En ese top 5 se encontrarán al Batimóvil de la serie de los años 60 y el Delorean de Volver al Futuro.  Pero de esos dos ya hablaremos oportunamente.

Hoy nos dedicaremos al anaranjado Dodge Charger modelo 1969 que dejaba en ridículo a los desvencijados patrulleros del comisario Rosco. Bo y Luke, los primos que conducían al “General” (como le decían a su auto), durante años fueron responsables de que en nuestra infancia renombráramos a los Peugeot 504, Renault 12, Ford Falcon o Dodge 1500 de nuestros padres como el vehículo estrella de la serie. De nada importaba que ni se parecieran, en nuestra imaginación viajábamos en el General Lee.

Dejando la melancolía de lado, la historia de este auto comienza con la abrupta caída de las ventas del Charger en 1967. La división Dodge de Chrysler programó un rediseño para 1968. Esos cambios incluyeron luces traseras similares al Corvette, dos tomas de aire en el capot y las puertas y la incorporación de un motor Chrysler V8 de 6,3 litros, con una potencia de 383 CV. Tenía aire acondicionado, un techo negro de vinilo y los faros ocultos por la parrilla. Eran los años de oro para los Muscle Cars norteamericanos. En 1969, el reconocido modelo que dio pie a la leyenda vendió 69.000 unidades contra las 17.665 del año anterior.

La serie de televisión Los Duques de Hazzard nació en 1979 producida por la cadena CBS & Warner Brothers. No vamos a ahondar mucho en la serie en sí, sino en su vehículo estrella:

*Durante los 6 años que duró la serie se utilizaron más de 300 Generales Lee. ¿Por qué? Porque los autos rara vez sobrevivían a los más de 150 saltos que quedaron registrados en los distintos capítulos de las 6 temporadas que duró la serie.

*En el set de filmación había mecánicos y chapistas permanentes para  arreglar o emparchar los autos para así poder seguir grabando.

*Por lo menos 75 vehículos terminaron en chatarra. En 2001, dos coleccionistas encontraron en un depósito de las afueras de Atlanta, un auto que resultó ser el original del primer episodio de la serie y que solamente fue conducido por John Schneider (Bo Luke). Tardaron 16 meses en remodelarlo y lo subastaron en 2012 en más de 100.000 doláres.

*Este vehículo, el Lee 1 protagonizó el inmortal salto de la apertura de la serie. Voló 24 metros a 4,5 metros del suelo. Claro está que apenas sobrevivió el salto y terminó en el depósito de donde sería rescatado 23 años después.

*Los primeros vehículos utilizados en la serie fueron identificados especialmente al agregarle a su número VIN, las siglas LEE1, LEE2 y LEE3.

*Las características llantas del General Lee se llaman American Racing Vectors y tienen 10 rayos.

*Para realizar los saltos, se colocaban varias libras (1 libra=1/2 kilo aprox.) de cemento en el baúl para elevar la trompa del auto al aterrizar después del salto de la toma.

El General Lee, un ícono de Hollywood que se ubicó por su belleza e historia en nuestro ranking de #AutosFamosos.

 

A ver si te aguantas la piel de gallina…

 


La versión Argentina del General Lee. No podíamos dejar afuera a semejante joya.

Compartilo, es simple...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Reply