NOS MORIMOS POR ATENDER

La campaña de la telefonía AT&T nos hace reflexionar sobre el peligro de usar el celular en la conducción.

El mensaje final lo dice todo: “Ninguna notificación, email, ‘like’ o mensaje valen una vida”. ¿Qué puede ser más importante que eso? Cuando mires este video, te hará recapacitar porque quién de nosotros alguna vez no ha leído un mensaje de texto, visualizado una foto o contestado aunque sea con un mínimo OK. Todo eso significan segundo vitales, distracciones que no nos van a dar una segunda oportunidad.

Para comprender el peligro que significa hacer cualquier tipo de acción con el teléfono mientras se maneja, solo basta con citar un ejemplo concreto. Cuando circulamos a 40 km/h durante un segundo, recorremos 11 metros. Si a esta velocidad nos llega un mensaje de texto, lo leemos y contestamos, durante más de 10 segundos no habremos prestado atención al tránsito y a su entorno: 110 metros de conducción a ciegas.

#ItCanWait (Puede esperar) es la campaña que promueve la compañía de celulares estadounidense, en la que se busca disminuir y eliminar el número de siniestros causados por el uso de los dispositivos móviles mientras conducimos.

Nos morimos por atender. Es  hora de dejar para otro momento lo que por un segundo puede costarnos demasiado caro.

 

Compartilo, es simple...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Reply