SISTEMA DE GESTIÓN DE BATERÍAS

La tecnología le da mayor flexibilidad, eficiencia, seguridad y reducción de costos a los vehículos eléctricos.

La durabilidad, funcionamiento y seguridad de las baterías de los automóviles full electric son unas de las principales preguntas que realizan los compradores a la hora de definirse por uno de estos vehículos. La expansión de la tecnología ofrece respuestas en dirección a satisfacer las expectativas y necesidades de los conductores.

El conocido proveedor del mercado automotor Marelli presentó el primer Sistema de Gestión de Baterías inalámbrico (BMS por sus siglas en inglés Battery Management System), cuya función principal es la comunicación entre la centralita de gestión y las celdas de la batería sin necesidad de conexión por cable, lo que impacta en una mayor facilidad de montaje, una reducción de peso y un mayor espacio para la ubicación de un número superior de celdas.

El BMS es un sistema electrónico que gestiona la carga y la descarga de la batería. Su función es evitar que funcione fuera de su área de operación segura, recogiendo y transmitiendo información sobre su estado de carga, controlando el voltaje individual de cada celda y equilibrando el voltaje cuando es necesario. Se trata de un hardware y software fundamental para alargar la vida útil de la batería.

La batería del automóvil eléctrico está compuesta por miles de celdas conectadas entre sí que reciben el nombre de módulos. Este conjunto de celdas y módulos conectados forman el pack de baterías que suministra y almacena corriente eléctrica para mover el auto. La batería centraliza toda la actividad en su centralita, un circuito electrónico donde se gestiona y controla cada una de las celdas. Así pues, la misión del BMS, como se dijo, es monitorear dicha actividad para que la tensión no descienda por debajo de los mínimos ni sobrepase los máximos y trabaje en su zona de seguridad.

El BMS funciona también como elemento de seguridad para el propio automóvil y sus pasajeros. Su gestión evita accidentes derivados del uso de la batería, alargando su durabilidad y evitando potenciales peligros tales como el aumento de la temperatura de la batería y la excesiva sobrecarga de la misma. Permite el monitoreo de su actividad y la generación de alertas tempranas o interrupción total de la corriente en caso de falla o condiciones de funcionamiento inseguras.

El nuevo sistema inalámbrico de gestión de baterías estará disponible para los fabricantes a partir del segundo trimestre de 2022, posibilitando la reducción del número de cables que monitorea la batería en un 90%. Se utiliza principalmente en las baterías de litio porque la protección que ofrece este sistema tiene que ver con las propiedades de sus propios materiales, las celdas de la batería y la posibilidad de sobrecarga grave. Las baterías de litio tienen más ventajas que otros tipos de baterías.

El grupo Marelli, resultado de la fusión entre el proveedor italiano Magneti-Marelli (que anteriormente pertenecía a Fiat-Chrysler) y la firma japonesa Calsonic Kansei (que tiene sus raíces en Nissan), ha diseñado el BMS a partir de una arquitectura compatible con dos formas diferentes de comunicación e interface. Ello permite que se pueda aplicar en múltiples plataformas de automóviles con mínimos cambio. Es precisamente esta adaptabilidad la que garantiza una reducción significativa en los costos de ingeniería y permite que sea accesible para el mercado masivo.

 

Por Gustavo José Andrade

Director de Andrade Service y autor del libro automóviles híbridos y eléctricos.

Especialialista en diagnóstico y reparación de autos

www.automovileshibridosyelectricos.com.ar

www.andradeservice.com.ar

 

 

Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.